CERRAR LOS POROS ABIERTOS

Los poros abiertos son un problema para muchas personas. A veces parece que sucede de la nada y te deja pensando cómo es que ha sucedido y qué se puede hacer para revertirlo.

Los poros no se pueden eliminar, son esenciales para la salud de la piel ya que permiten que la grasa y el sudor llegue a la superficie de la piel. Sin embargo, es posible reducirlos hasta que casi no se vean sin hacerles daño, y es de esto que hablaremos en esta guía.

CÓMO DESHACERSE DE LOS POROS

Como ya dijimos, no es posible hacer que los poros desaparezcan, pero hay muchas maneras de reducirlos y hacer que luzcan más pequeños.

La limpieza es indispensable. No importa tu tipo de piel, debes lavar tu cara por lo menos una vez al día. Los poros obstruidos son la primera razón para que luzcan más grandes, pero esto se puede evitar manteniendo el rostro limpio.

Una vez que hayas hecho la limpieza, puedes reforzarla con un exfoliante algunas veces por semana, dependiendo de tu tipo de piel. Exfoliar ayuda a descongestionar los poros, eliminando las toxinas y las células muertas.

¿CÓMO CERRAR LOS POROS ABIERTOS?

¿CUALES SON LAS CAUSAS DE LOS POROS ABIERTOS?

El tamaño del poro puede verse afectado por varias cosas, y varias de éstas están bajo nuestro control. Que estén dilatados, infectados u obturados con grasa, son algunas de las causas que hacen que los poros se vean más grandes y prominentes.

Tener la piel grasa o con una producción de grasa excesiva es otra de las razones por las que los poros pueden agrandarse. Si tu piel produce demasiado sebo, éste se combina con la suciedad de las células muertas de la piel lo que hace que los poros se congestionen.

Esta excesiva producción de sebo conlleva también al acné, que es otra causa de poros dilatados. Tener bajo control tu producción de sebo es otra manera de evitarlo. Si quieres saber cómo controlar esta situación y disminuir los poros, lee nuestro artículo sobre la piel grasa.

Otra de las razones puede ser la exposición al sol. El estar bajo los rayos UV por períodos de tiempo prolongados daña el colágeno de la piel, reduciendo su elasticidad.

Otras dos causas principales de los poros dilatados son la genética y la edad. Si tu piel es naturalmente gruesa y grasa, probablemente tus genes son los responsables de tus poros. Con la edad, la piel pierde naturalmente su elasticidad, lo que hace que los poros se dilaten. Cuando la piel se vuelve más gruesa, las pequeñas células se acumulan en el borde de los poros, haciendo que se vean más grandes.

LEE LOS MEJORES ARTÍCULOS SOBRE CÓMO MEJORAR POROS ABIERTOS

No posts found